Ministerio vs Familia – Paulo Junior

“Vino, pues, David con los suyos a la ciudad, y he aquí que estaba quemada, y sus mujeres y sus hijos e hijas habían sido llevados cautivos.” (1 Samuel 30:3)

COMPARTIR