ORACIÓN-SECRETA

Oración Secreta

“Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.” (Marcos 1:35)

¡Mis queridos hermanos, que mundo agitado y bullicioso estamos viviendo! ¡Tareas, metas a alcanzar, ventas, compras, negocios, clientes, trabajos escolares, aconsejarías, visitas, discipulado, tareas domésticas! ¡Sumado a todo eso, tenemos también la parafernalia audiovisual en el celular y en la Internet, que tenazmente nos asedia! ¿Cómo es posible tener comunión con un Dios Santo en un mundo así? ¿Cómo gozar de Su paz y recibir el dulce auxilio del Espíritu Santo en este verdadero infierno? ¿Cómo recibir visitaciones gloriosas de parte de Dios? ¡Solo hay una manera: la oración secreta! ¡El propio Jesús pasó por ese asedio en Su ministerio! Si estudias ese capítulo entero (Marcos 1), notarás que Jesús era avasallado por multitudes diariamente, a pesar de todo Él se aislaba para estar a solas con su Padre: “Fue a un lugar desierto, y allí oraba.” ¡Te aconsejo – en esta era alucinante – dejar un poco el bullicioso, el desorden cotidiano y trancarte en el cuarto, ir a un monte, dejar de oír personas, la TV, la radio, el celular y la Internet, y oír la voz de Dios! ¡Tenga comunión íntima y profunda con Dios! ¡Mi querido, así gozarás de las delicias de los cielos, recibirás conforto, alivio, perdón y respuestas en este tiempo tan oscuro y sombrío! ¿Qué es lo que estás esperando? ¡Apaga ese computador y celular y ve a orar ahora mismo!

Paulo Junior

COMPARTIR