FE

Fe

Amado(a) en Cristo,

Se que ha esperado respuestas de parte de Dios, en relación a las crisis que ha pasado. Este es un momento en que la ansiedad tiende a tomar su corazón, por tanto, no se preocupe con espacio y tiempo, recursos y condiciones, pues sería una demostración de falta de fe. ¡Deje todo esto a cargo de Dios! ¡Aún no habiendo obtenido las respuestas, continúe caminando sin miedo! ¡Eso se llama fe y agrada a Dios: no se sabe cómo, no se sabe de dónde, sin embargo, no se preocupe con esas cosas, mas sabemos que acontecerá! ¡Es lo que tiene que hacer ahora! Deje tiempo, trabajo, dinero, los problemas con la familia, bajo la soberanía y el cuidado de Dios. ¡Su parte es esta: simplemente crea, descanse y confíe! Láncese a los pies del “Padre de las misericordias”, derrámese delante de Él en oración, confiando en todas Sus promesas. ¡Anhele pasar horas consecutivas  en la presencia de Él, pues es probable que todas esas tribulaciones tengan como fin eso mismo: levantarle hasta la presencia de Dios! ¡No mire sus debilidades; mire hacia el poder, la grandeza, la majestad de Dios, mire a Aquel que todo ejecuta! y, en su debilidad, diga: “TODO LO PUEDO EN AQUEL QUE ME FORTALECE”.

Paulo Junior

COMPARTIR