Amado en Cristo,

La única cosa que le pido en este momento oscuro es que descanse en la gracia y en el amor de Dios. Nuestros dolores, debilidades, sufrimientos y fracasos no debilitarán a Dios, no lo intimidaran, ni disminuirá el amor que Él tiene por nosotros! La gran verdad es que no existe el día perfecto, mundo perfecto, casamiento perfecto, ministerio perfecto, Cristianismo perfecto…

Vivimos en un mundo caído, maculado por la ley del pecado, que hace que fallas y sufrimientos sean cosas comunes que, infelizmente, siempre ocurren! Confórmese con esto: Usted solo tendrá alegría plena en cielo, no sirve de nada buscarla aquí, siempre fracasará. No intente ser perfecto, no intente impresionar a Dios, no intente hacer todo correcto, simplemente ame a Dios y descanse en  Su amor!

No tiene idea cuanta gracia hay en su vida: pleno perdón, misericordias infinitas, consuelos para todos los momentos, que nadie puede robarle! Usted es muy especial para Dios! Espere, pues aún verá una gran liberación!

En el amor de Cristo,

Paulo Junior