Devocional del Pr. Paulo Junior

Devocional del Pr. Paulo Junior

Tú Eres Salvo Querido hermano, ¿Te has detenido para meditar que eres un salvo? ¡Pon atención: tú eres SALVO, tú tienes la vida eterna! Hoy, mi querido discípulo, eres parte de la familia de los cielos. Va pasando el tiempo y parece que no nos damos cuenta de esa estupenda verdad. ¡Contempla la obra maravillosa que Dios hizo en tu vida, es algo que no tiene explicación! ¡Ve de donde saliste, lo que eras, por donde caminabas, las cosas horribles que hacías! No obstante, HOY, tú eres un “santo en el mundo”, conocedor del más puro Evangelio, un fuerte discípulo de Cristo. ¡Esa gloria nadie jamás te la quitará, tu nombre está inscrito en la eternidad, en las palmas de las manos del Altísimo, tú eres hijo de Dios, todo lo que te espera es el cielo!  ¡Simplemente, vive en plena comunión co...
La Alegría del Sufrimiento "Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas." (Santiago 1:2) ¿Cómo puede Santiago pedirnos una cosa absurda como esa? ¡Alegrarse en el sufrimiento! ¿Quién, en su sana consciencia, va sonreír o festejar en medio de una tragedia? Mi querido hermano, la Biblia nos enseña que el hombre natural (impío) no entiende las cosas del Espíritu. ¡No obstante, nosotros que somos engendrados de Dios, poseemos Su mente, así podemos comprender con gracia lo que Santiago está ensañando! ¡El sufrimiento y las caudalosas pruebas que nos acometen son, en verdad, obras amorosas de parte de Dios, permitidas para perfeccionarnos y santificarnos como cristianos! Ellas generan paciencia, perseverancia, estimulan y ejercitan nuestra fe. La causa de la al...
Oración Secreta “Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.” (Marcos 1:35) ¡Mis queridos hermanos, que mundo agitado y bullicioso estamos viviendo! ¡Tareas, metas a alcanzar, ventas, compras, negocios, clientes, trabajos escolares, aconsejarías, visitas, discipulado, tareas domésticas! ¡Sumado a todo eso, tenemos también la parafernalia audiovisual en el celular y en la Internet, que tenazmente nos asedia! ¿Cómo es posible tener comunión con un Dios Santo en un mundo así? ¿Cómo gozar de Su paz y recibir el dulce auxilio del Espíritu Santo en este verdadero infierno? ¿Cómo recibir visitaciones gloriosas de parte de Dios? ¡Solo hay una manera: la oración secreta! ¡El propio Jesús pasó por ese asedio en Su ministerio! Si estudias...

  Esté atento a lo que voy decirle: no es necesario medio vaso de veneno para envenenar a alguien, basta apenas algunas gotas de veneno para causar la muerte de quien las bebe. De la misma forma, apenas un poco de falsa enseñanza será suficiente para comprometer la fe salvadora en Jesucristo. Por eso, le aconsejo, querido discípulo: quédese solamente con la simplicidad de Cristo. Lea los cuatro Evangelios y persiga a Jesús en ellos. Esté atento a cada movimiento, palabra, actitud, gesto y comportamiento de Cristo. Analice, medite y procure imitarlo en su vida diaria. Verá los efectos que eso va a causar en su vida y a su alrededor. Antes de que seas experto en cualquier autor – por más piadoso y prolífico que fuese – sea experto en los autores canónicos: Moisés, David, Jeremías, Jua...
“Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. (Romanos 12:19) Como cristianos, sufrimos una diversidad de persecuciones durante nuestra vida. ¡Cuántas acusaciones injustas y mentirosas sufrimos por parte de personas llenas de odio y maldad! ¡Individuos que no miden esfuerzos para arruinarnos, usando todos sus recursos para, con crueldad, destruirnos! Ellos mienten, crean situaciones espurias, corrompen medios y personas, inflaman aquellos que están a nuestra vuelta con un solo objetivo: “¡Derrumbarnos!” ¿Cuál es, entonces, el sentimiento que muchas veces toma nuestro corazón? ¡El deseo de venganza! Por causa de que somos cristianos no pensamos en una justica hecha con nuestras propias manos, sin embargo en el fondo deseamos que Dios traiga juico sobre esas personas, para que paren ...
“La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed…” (Juan 4:15) Semejante a esa mujer que caminaba en medio de un desierto seco y árido, bajo un sol tan fuerte buscando agua, estamos nosotros, en un período de la Iglesia extremadamente seco. Nos falta gracia, nos falta amor, nos falta vigor, nos falta fuerza, nos falta esperanza, nos falta santidad, nos falta pureza… ¡Nos falta conocimiento de Dios! ¡Estamos deshidratados espiritualmente! Por lo tanto, actuemos como ella: “Dame esa agua”. ¡Ya la experimentamos en nuestra conversión, aún precisamos desesperadamente de más sorbos de la gloriosa agua de la vida! ¡Debemos beber continuamente de esa agua, pues la sed es devastadora! “¡Oh Dios, sácianos antes que muramos en este desierto inhóspito llamado mundo! ¡Báñanos co...

Dinero "El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También esto es vanidad." (Eclesiastés 5:10) El dinero. ¡Es la retribución por nuestro trabajo, la recompensa bendita por el sudor honesto de nuestro rostro! Él es el recurso que Dios nos concedió para suplir nuestras necesidades. ¡No obstante, el dinero puede ser maldición! ¡La raíz de todos los males! ¡La causa de la ruina de multitudes incontables de hombres! Como dice el texto: "amar el dinero". ¡Aquellos que lo hacen se tornan avarientos, gananciosos y obstinados! ¡Son hombres ciegos, que violan cualquier principio para obtenerlo! ¡Infelizmente eso está ocurriendo en gran escala con los cristianos: muchos están abandonando la fe, corrompiéndose, vendiendo sus valores sacros por c...

¡La peor desgracia que puede existir para un creyente es el pecado oculto, camuflado, no confesado! Aquella práctica deshonesta que ejecutamos a oscuras, tornándose un vicio que no logramos dejar. ¡Es la capa babilónica robada por Acán y escondida entre las tiendas de Israel! ¡Pues bien, te digo, que si esos pecados no son confesados inmediatamente, si tú no los abandonas ahora, como dice el texto, el te va alcanzar! “Y sabed que vuestro pecado os alcanzará.” Fue exactamente lo que ocurrió con Acán (Josué 7): Dios reveló el error a Josué, Josué revistó las tribus de Israel y terminó en la tienda de Acán. Fueron, entonces, descubiertos los utensilios babilónicos. Acán y su familia fueron apedreados, sufrieron el terrible juicio divino, “¡Su pecado lo alcanzó!” ¡Así puede acontecer contigo!...

Compórtese como un ¡hombre! ¡Sea quebrantado! ¡Muera para este mundo! ¡Sea un soldado de Cristo! ¡Diga heme  aquí al capitán de su salvación! ¡Ame la pureza! ¡Crezca en santidad! ¡Golpee su carne de tal forma que ella sea subyugada! ¡Viva de la fe! ¡Renuncie al conforto! ¡Viva como alguien que no posee derechos! ¡Viva como alguien que no posee voluntad! ¡Encare al príncipe de las tinieblas en los ojos, y vénzalo con la victoria de Cristo en la cruz! ¡Salve a los pecadores con el Evangelio de Cristo! ¡Predique hasta los confines de la Tierra! ¡Llore por las almas! ¡Tenga insomnio por ellas! ¡Llore con sollozos, gemidos, agonía! ¡Escale el Monte Sinaí y vea el rostro del Señor! ¡Sangre las rodillas, orando horas consecutivas! ¡Aspire Su presencia santa! ¡Viva para Dios! ¡Viva para Cristo...
El Evangelio No sé como muchos cristianos no se encantan con el mensaje del Evangelio. ¡Cuánta gloria, cuánta ciencia y cuánto amor está contenido en ese mensaje! Un Dios lleno de pureza moral, que posee en Si la impecabilidad, distinto a toda criatura... Eso es denominado Su Santidad. ¡Ese mismo Dios, creador de los cielos y de la tierra, y de todo el universo, también es justo! ¡Su excelencia moral, intrínseca a Su justicia, ordena que ella haga valer el derecho, condenando, puniendo, todo lo que es contrario a Su Ley y a Su naturaleza! El mismo Dios es amor: por amor salva pecadores injustos, dignos de la condenación eterna en el infierno, enviando a Su Hijo, nacido de mujer, para vivir una vida justa, cumpliendo toda la Ley de Dios, para después morir en una cruz romana, ofreciéndos...
La publicación de abajo no representa, necesariamente, nuestra opinión o creencia, se trata de simplemente una propaganda automática.

MENSAJE DEL DÍA

“No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” (Gálatas 6:7) El temor de Dios es el principio de la sabiduría, dice Salomón. Creo que ese es el principio más valioso de un cristiano: “Temer a Dios.” Eso comprende reverenciarlo, respetarlo, honrarlo y temblar delante de su santidad. No obstante, lo que veo en nuestro medio cristiano es un total destemor a Dios. ¿Ya se detuvo a analizar el texto mencionado? ¿Lo ha leído? ¿Lo entiende? “Dios no puede ser burlado...