Devocional del Pr. Paulo Junior

Devocional del Pr. Paulo Junior

Tú Eres Salvo Querido hermano, ¿Te has detenido para meditar que eres un salvo? ¡Pon atención: tú eres SALVO, tú tienes la vida eterna! Hoy, mi querido discípulo, eres parte de la familia de los cielos. Va pasando el tiempo y parece que no nos damos cuenta de esa estupenda verdad. ¡Contempla la obra maravillosa que Dios hizo en tu vida, es algo que no tiene explicación! ¡Ve de donde saliste, lo que eras, por donde caminabas, las cosas horribles que hacías! No obstante, HOY, tú eres un “santo en el mundo”, conocedor del más puro Evangelio, un fuerte discípulo de Cristo. ¡Esa gloria nadie jamás te la quitará, tu nombre está inscrito en la eternidad, en las palmas de las manos del Altísimo, tú eres hijo de Dios, todo lo que te espera es el cielo!  ¡Simplemente, vive en plena comunión co...

Compórtese como un ¡hombre! ¡Sea quebrantado! ¡Muera para este mundo! ¡Sea un soldado de Cristo! ¡Diga heme  aquí al capitán de su salvación! ¡Ame la pureza! ¡Crezca en santidad! ¡Golpee su carne de tal forma que ella sea subyugada! ¡Viva de la fe! ¡Renuncie al conforto! ¡Viva como alguien que no posee derechos! ¡Viva como alguien que no posee voluntad! ¡Encare al príncipe de las tinieblas en los ojos, y vénzalo con la victoria de Cristo en la cruz! ¡Salve a los pecadores con el Evangelio de Cristo! ¡Predique hasta los confines de la Tierra! ¡Llore por las almas! ¡Tenga insomnio por ellas! ¡Llore con sollozos, gemidos, agonía! ¡Escale el Monte Sinaí y vea el rostro del Señor! ¡Sangre las rodillas, orando horas consecutivas! ¡Aspire Su presencia santa! ¡Viva para Dios! ¡Viva para Cristo...
¡Calma! Todo va a salir bien Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? Génesis 4:7  Hoy, por la gracia de Dios, somos parte de la familia celestial, de la comunidad de los santos. Pasamos de muerte a vida, alcanzando una “salvación tan grande”. No obstante, en ese insólito proceso, el pecado no es totalmente erradicado de nuestro ser; aún poseemos sus resquicios en el interior del viejo hombre, haciendo que caídas repentinas estén presentes en nuestro vivir cristiano. Debemos comprender que, a pesar de que nuestro pecado está siendo mortificado por el proceso que llamamos SANTIFICACIÓN, el aún nos asedia tenazmente, nos seduce, nos acompaña e invariablemente, nos lleva a la caída muchas veces, haciéndonos fracasar en andar en rectitud. Esas caídas y el sentimiento de la presencia...

  Esté atento a lo que voy decirle: no es necesario medio vaso de veneno para envenenar a alguien, basta apenas algunas gotas de veneno para causar la muerte de quien las bebe. De la misma forma, apenas un poco de falsa enseñanza será suficiente para comprometer la fe salvadora en Jesucristo. Por eso, le aconsejo, querido discípulo: quédese solamente con la simplicidad de Cristo. Lea los cuatro Evangelios y persiga a Jesús en ellos. Esté atento a cada movimiento, palabra, actitud, gesto y comportamiento de Cristo. Analice, medite y procure imitarlo en su vida diaria. Verá los efectos que eso va a causar en su vida y a su alrededor. Antes de que seas experto en cualquier autor – por más piadoso y prolífico que fuese – sea experto en los autores canónicos: Moisés, David, Jeremías, Jua...
“La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed…” (Juan 4:15) Semejante a esa mujer que caminaba en medio de un desierto seco y árido, bajo un sol tan fuerte buscando agua, estamos nosotros, en un período de la Iglesia extremadamente seco. Nos falta gracia, nos falta amor, nos falta vigor, nos falta fuerza, nos falta esperanza, nos falta santidad, nos falta pureza… ¡Nos falta conocimiento de Dios! ¡Estamos deshidratados espiritualmente! Por lo tanto, actuemos como ella: “Dame esa agua”. ¡Ya la experimentamos en nuestra conversión, aún precisamos desesperadamente de más sorbos de la gloriosa agua de la vida! ¡Debemos beber continuamente de esa agua, pues la sed es devastadora! “¡Oh Dios, sácianos antes que muramos en este desierto inhóspito llamado mundo! ¡Báñanos co...

Confusión 1 Corintios 14:8 - Y si la trompeta diere sonido incierto, ¿quién se preparará para la batalla? ¡Mi gran temor en esta era moderna no es la falta de predicación, de conferencias teológicas ni de libros cristianos! ¡Mi gran miedo no es la falta de iglesias evangélicas, misioneros, pastores o ministerios! ¡Mi gran miedo es el aumento de ellos! Lo que estamos contemplando es una enormidad de trompetas sonando – en todas partes, por todos lados y de todas las formas – con el título de “cristianismo evangélico”. ¡No obstante, lo que veo es trompetas dando sonidos inciertos! ¡Perciba la infinidad de divergencias teológicas y confusiones doctrinarias! ¡Son tantas las especulaciones que dejan al cristiano confuso, temeroso e incrédulo, en ves que edificado! ¡Así, creo que la Iglesi...
David Wilkerson, sin duda, fue uno de los mayores cristianos de este siglo. ¡No soy capaz de mensurar la falta que él hace para mí, un hombre que tanto me inspiró! Algunas veces viendo a ese hombre de Dios predicar, pude percibir algo diferente en sus palabras, en su predicación, en su mirar. ¡Él parecía tener algo especial hasta en su postura y en sus gestos! Él parecía poseer un brillo en su rostro, una luz celeste que expresaba una paz perenne. Entonces me dijo a mí mismo: "¡Yo no tengo ese brillo! ¡Yo no tengo esa gracia, de lo contrario, son poquísimos los que la poseen!" ¡Reflexionando, yo llegue a la siguiente conclusión: ese brillo no se puede comprar en un estabelecimiento; ese brillo no se consigue en un seminario teológico; los libros no dan ese brillo; los hombres no no...
Oren Sin Cesar 1 Tesalonicenses 5:17 ¿Qué es lo que el apóstol Pablo está queriendo decir a los creyentes de Tesalónica en ese texto? ¿Estará ordenándoles a esos creyentes que oren todo el tiempo, y que no hagan otra cosa más que orar? ¡No! No es eso lo que él está ordenando. Lo que Pablo enseña, no solo a ellos, mas a todos nosotros creyentes, es que debemos cultivar el espíritu de oración. ¡Es orar en el espíritu, lo cual podemos hacer todo el tiempo! ¡En el camino a la escuela, pedaleando en una bicicleta, en el bus camino del trabajo, en el metro, en el auto, en la avión, caminando, aun haciendo una limpieza en casa o en cualquier otro lugar, yo puedo estar allí, quietito, teniendo comunión con Dios en espíritu! Cuántas riquezas de parte de Dios dejamos de recibir por la falta de...
Día Perfecto Precioso discípulo, ¿Por qué su mente divaga en tantos pensamientos y la ansiedad toma su alma? ¡Su corazón a veces hierve y burbujea en un conflicto interno tan grande! Yo se que pasamos por fases así, se equivoca quien piensa que el Cristianismo es una invitación a un campamento de verano, repleto de paz y tranquilidad terrena, ¡eso no es verdad! Aún, no hay razón para permanecer así. ¡Quiero confortarte con algunas palabras: amado acuérdese que no andamos por vista, de la realidad social, por las tendencias culturales, por los diagnósticos humanos, ni tampoco vivimos de sentimientos! ¡Vivimos por la fe! ¡Y, por la fe, fuiste conquistado por Cristo, del reino de las tinieblas para el reino de la luz! Todo su pasado trágico fue apagado. ¡Todos sus virulentos pecad...
La Tristeza Que Hace Bien “Mejor es el pesar que la risa; porque con la tristeza del rostro se enmendará el corazón.” Eclesiastés 7:3 Nosotros terminantemente estamos dispuestos a resistir la tristeza, las heridas y el llanto. No obstante, debemos mirar positivamente el hecho de tener un semblante decaído, lo cual la tristeza trae, conforme a lo que el autor del texto de arriba citado dice: "Con la tristeza del rostro se enmendará el corazón.", o sea, los males, los dolores, las adversidades y hasta las tragedias que pasamos nos hacen hombres y mujeres mejores, nos hacen quebrantados, humildes, amorosos, perdonadores. ¡La tristeza remueve las infecciones del corazón y nos lleva a volvernos a Dios en humillación y dependencia! ¡Explore su momento de tristeza pues, con el auxilio del E...
La publicación de abajo no representa, necesariamente, nuestra opinión o creencia, se trata de simplemente una propaganda automática.

Devocional Diario

ESTOY CONTROLANDO TODO “Pues aun con las piedras del campo tendrás tu pacto, Y las fieras del campo estarán en paz contigo.” (Job 5:23) Quiero dirigir mis palabras a los santos hijos de Dios que están, en este instante, atravesando el valle de la oscuridad y el desierto árido de la prueba. Entiende algo: La soberanía de Dios aliada a su bondad, hacen que el desierto y esos grandes momentos de crisis sean favorables a ti. Los grandes pedregullos a tu frente no colisionarán con tus pies; ellos no te herirán ni te ...